martes, 25 de febrero de 2014

Suspiros de España

Suspiros de España es un pasodoble español. Fue compuesto por el maestro Antonio Álvarez Alonso en 1902. En 1938 se le añadiría letra por Juan Antonio Álvarez Cantos para ser cantada en una película por Estrellita Castro, siendo versionada luego (en ocasiones cambiando la letra) por otras grandes figuras, como Concha Piquer entre ellas.

La película original:

Escena de Soldados de Salamina donde aparece la canción:

"En tierra extraña", la Piquer y la Ley Seca

La niña de tus ojos

miércoles, 19 de febrero de 2014

sunday, bloody sunday (1983)

cancion domingo sangrieno video explicar

viernes, 14 de febrero de 2014

Aliados de Roma

jueves, 13 de febrero de 2014

tema definitivo 6 LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL Y LA REVOLUCIÓN RUSA



TEMA 6: LA I GUERRA MUNDIAL Y LA REVOLUCIÓN RUSA


I.              INTRODUCCIÓN



II.           LAS CAUSAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL


III.        EL ESTALLIDO DE LA I GUERRA MUNDIAL


IV.        LA GRAN GUERRA


V.           LAS FASES DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL


VI.        LOS ACUERDOS DE PAZ


A.    EL TRATADO DE VERSALLES


B.     LA SOCIEDAD DE NACIONES


VII.     LAS CONSECUENCIAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL


VIII.  LOS CAMBIOS DE FRONTERAS EN EUROPA


IX.        LA REVOLUCIÓN RUSA


A.    EL IMPERIO ZARISTA


B.    LA REVOLUCIÓN DE FEBRERO


C.    LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE


D.    LA GUERRA CIVIL RUSA (1917-1923)


E.    LA CREACIÓN DE LA U.R.S.S.

I.         INTRODUCCIÓN

Entre 1871 y 1914 surgieron fuertes rivalidades económicas, coloniales y nacionales entre las grandes potencias europeas. Los distintos países se unieron en alianzas políticas y militares por miedo y odio a sus vecinos. Esto llevó al estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), en la que participaron países del mundo entero.

Una de las consecuencias de la Primera Guerra Mundial fue el estallido de una revolución en Rusia que acabó con el  gobierno de los zares y creó un nuevo estado, la U.R.S.S.


II.      LAS CAUSAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Desde finales del siglo XIX, se fueron gestando las causas de la Primera Guerra Mundial:

·      Francia deseaba vengar su derrota en 1871 ante el Imperio alemán (Segundo Reich) y recuperar las regiones perdidas de Alsacia y Lorena.

·      Los conflictos de los Balcanes:

-       el sudeste de Europa (zona de los Balcanes) era un foco de tensión. Algunos pueblos del Imperio turco otomano habían conseguido su independencia (Grecia, Servia, Bulgaria, Rumania) para luego hacerse la guerra entre ellos.

-       el Imperio austro-húngaro deseaba dominar la región de los Balcanes, y entre 1878 y 1908 ocupó y más tarde se anexionó la región de Bosnia-Herzegovina, poblada en parte por serbios. El gobierno de Servia protestó.

-       Rusia también quería controlar la región de los Balcanes. Según la ideología paneslavista que seguía el gobierno ruso todos los pueblos de cultura eslava, como los servios, eran aliados de Rusia. Además el gobierno del zar (emperador de Rusia) quería dominar el estrecho del Bósforo y el estrecho de los Dardanelos, que eran el paso marítimo obligado desde el mar Negro al mar Mediterráneo. Es por las dos razones anteriores que el Imperio ruso chocaba contra los imperios austrohúngaro y de los turcos otomanos.

·      Los estados industrializados de Europa convertidos en potencias coloniales se enfrentaron al crear sus imperios, especialmente Francia y Alemania en Marruecos.

·      El gobierno de Gran Bretaña veía con miedo como Alemania se había convertido en la primera potencia industrial europea. Ambos países competían por el control de las rutas marítimas y del comercio mundial. Gran Bretaña tenía la armada más poderosa del mundo pero Alemania comenzó a construir también acorazados y ambas naciones se embarcaron en una carrera de armamentos para conseguir la flota de guerra más potente.


Los diferentes focos de tensión en Europa fueron la causa de la aparición de diversas alianzas militares: la Tripe Alianza (Alemania, Imperio austrohúngaro e Italia) frente a la Triple Entente (Francia, Gran Bretaña y Rusia).


III.   EL ESTALLIDO DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

El 28 de junio de 1914 el archiduque Francisco Fernando, el heredero del Imperio austro-húngaro, fue asesinado por un pistolero serbio, un estudiante nacionalista, en la ciudad de Sarajevo, capital de Bosnia.

El gobierno de Austria-Hungría pidió explicaciones al gobierno serbio, que se negó a darlas. A partir de ahí comenzaron las declaraciones de guerra:

·      Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia.

·      Rusia, aliada de Servia, declaró la guerra a Austria-Hungría.

·      Alemania, aliada de Austria Hungría declaró la guerra a Rusia y a su aliada Francia.

·      En cuanto comenzó la guerra Alemania invadió Bélgica, un país neutral hasta entonces, y Gran Bretaña entró en guerra contra Alemania.


IV.   LA GRAN GUERRA

La Primera Guerra Mundial se conoció como la Gran Guerra, porque nunca en un conflicto habían intervenido tantos países. Se inició en 1914 y acabó a finales de 1918.



La Primera Guerra Mundial enfrentó a dos alianzas militares:

·      Las Potencias Centrales: el Imperio austrohúngaro fue apoyado por el Imperio alemán, el Imperio de los turcos otomanos y Bulgaria. Se les llama así porque ocupaban la parte central del continente europeo.

·      Las Potencias Aliadas (conocidas también como los Aliados): Servia fue apoyada por Gran Bretaña, Francia y el Imperio ruso. Aunque Italia era un miembro de la Triple Alianza, permaneció neutral al comienzo de la guerra. Sin embargo, en 1915, Italia se unió a las Potencias Aliadas, esperando conquistar el territorio habitado por italianos que pertenecía al Imperio austrohúngaro. Más tarde, se unieron a los Aliados Japón, Rumania, Estados Unidos, Grecia y Portugal.



V.      LAS FASES DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

La I Guerra Mundial se luchó en todo el planeta pero las acciones principales sucedieron en Europa. Los combates en Europa se concentraron en el Frente Occidental y el Frente Oriental, a causa de la posición geográfica de las Potencias Centrales. Las tres fases de la I Guerra Mundial se establecen por lo que pasó en el Frente Occidental. (Francia y Gran Bretaña contra Alemania).

1.    Guerra de movimientos en 1914: los generales alemanes sabían que tendrían que luchar una guerra en dos frentes y que los Aliados tenían más población y riqueza, así que habían planeado derrotar primero a Francia, a la que consideraban más débil, y luego volverse contra el Imperio ruso. Para conseguir una victoria rápida el ejército alemán invadió el norte de Francia y Bélgica, un país hasta entonces neutral, para poder alcanzar París con la mayor rapidez. Al mismo tiempo, las tropas germanas lucharon una guerra defensiva contra Rusia en el Frente Oriental.

El ejército alemán llegó a solo cuarenta kilómetros de París. Pero los franceses, usando taxis para desplazar a sus soldados, logaron detener a los alemanes en la batalla del Marne (1914).

En otoño de 1914 los contendientes excavaron trincheras desde Suiza hasta el mar del Norte y los frentes se inmovilizaron.

2.    La guerra de trincheras y la ampliación de la guerra: durante el año 1915 hubo varias batallas en el Frente occidental entre alemanes, franceses y británicos pero ningún bando consiguió avanzar más de unos pocos kilómetros porque la potencia de fuego era tan grande que hacía suicidas los ataques de la infantería.

Desde 1915 a 1917 la guerra de trincheras supuso la muerte de millones de soldados para no cambiar nada.

En 1915, Italia entró en guerra a favor de Francia y Gran Bretaña (Potencias Aliadas), mientras que Bulgaria y el Imperio turco otomano apoyaron a Alemania y Austria-Hungría (Potencias Centrales).

En 1916, Alemania intentó ganar la guerra provocando una batalla cuya única finalidad era matar tantos soldados enemigos como pudiera. La batalla de Verdún duró diez meses, mató casi a un millón de hombres, pero no consiguió terminar la guerra.

En 1917 la mayoría de los soldados y civiles europeos estaban hartos de la guerra. Los civiles pasaban escasez de todo tipo de productos y en algunos países, como Alemania o Rusia, se pasaba hambre.

Aunque hubo protestas en muchas naciones el único sitio donde triunfaron fue en Rusia. En 1917 tuvieron lugar dos revoluciones en Rusia. El país pasó a estar gobernado por el Partido Bolchevique que retiró a Rusia de la guerra y al año siguiente firmó la paz con Alemania (paz de Brest-Litovsk, 1918) para poder resolver sus problemas internos.

En 1917 las Potencias Aliadas perdieron a Rusia pero recibieron a los Estados Unidos, que entraron en guerra contra Alemania a causa de la guerra submarina que desarrollaba este país contra cualquier barco que llegase a un país aliado.

3.    Guerra de movimientos en 1918: Los Aliados consiguieron algunas victorias en el Frente occidental y en el Frente oriental derrotando a Austria-Hungría y Bulgaria. Para otoño de 1918 los Aliados tenían suficiente superioridad en soldados y material, gracias a Estados Unidos, que ya podían ganar la guerra. Sin embargo el final de la Primera Guerra Mundial llegó por causas internas de Alemania.

Durante toda la guerra la armada británica (Royal Navy) había bloqueado los puertos alemanes provocando la escasez de alimentos y materias primas. La respuesta alemana fue el desarrollo de una flota de submarinos que atacaban a cualquier barco que se dirigiese a Gran Bretaña o Francia.

La población alemana debilitada por el hambre y cansada de la guerra tenía además el ejemplo de la Revolución Rusa de 1917, así que en octubre de 1918 comenzó una revolución entre los soldados alemanes. Ante estas circunstancias el káiser (emperador) Guillermo II abdicó y abandonó el país. Se formó un gobierno provisional con miembros del Parlamento alemán y fue proclamada la república alemana. Fue este nuevo gobierno el que firmó el armisticio que finalizó los combates el 11 de noviembre de 1918. Al ser el nuevo gobierno republicano democrático y no el gobierno imperial autoritario el que se rindió, sin que Alemania hubiera sido invadida, los nacionalistas extendieron la idea de que Alemania no había perdió la guerra, sino que le habían robado la victoria.


VI.   LOS ACUERDOS DE PAZ

Tras el armisticio los representantes de los Aliados se reunieron en la Conferencia de Paz de París (1919-1920) para decidir las condiciones que se impondrían a las derrotadas Potencia Centrales. El Tratado de Versalles, el más importante, estableció las condiciones de la paz con Alemania.

Los principales políticos responsables de las negociaciones fueron:

·      Lloyd George por Gran Bretaña

·      Clemenceau por Francia

·      Wilson por los Estados Unidos

·      Orlando por Italia

Durante la conferencia de paz el presidente de Estados Unidos Woodrow Wilson propuso un acuerdo de paz que ayudara a la reconciliación entre los diferentes países que habían participado en la guerra. Sin embargo esta idea fue rechazada por los otros estados aliados que habían sido devastados durante el conflicto, como Francia. En vez de eso deseaban que las Potencias Centrales los indemnizaran por sus pérdidas.


A.      EL TRATADO DE VERSALLES

Los Aliados ratificaron cinco tratados en la Conferencia de Paz de París, que luego fueron firmados por los países derrotados. El Tratado de Versalles estableció unas condiciones de paz para Alemania especialmente duras:

·      Tuvo que declararse único país culpable de la guerra.

·      Tuvo que pagar mucho dinero a los países vencedores, sobre todo a Francia, por las destrucciones ocasionadas durante el conflicto. Estas indemnizaciones fueron las reparaciones de guerra.

·      Se eliminó el servicio militar obligatorio en Alemania y su ejército se redujo a cien mil hombres. Además no podía poseer tanques ni desarrollar una aviación militar.

·      El imperio colonial alemán fue repartido entre los vencedores.

·      Alemania debió devolver las regiones de Alsacia y Lorena a Francia

·      Alemania debió entregar a Polonia un tira de territorio para que Polonia tuviera acceso al mar Báltico en la ciudad de Danzig. El corredor polaco o pasillo de Danzig separó la región alemana de Prusia Oriental del resto del país.


 Los alemanes consideraron el tratado de Versalles como una humillación. Para ellos no fue un acuerdo sino un Diktat, una imposición, y ello originó el deseo de una futura revancha.


B.       LA SOCIEDAD DE NACIONES

Durante la Conferencia de Paz de París el presidente estadounidense Wilson propuso la creación de una Sociedad de Naciones, es decir de una organización internacional que garantizase la paz y evitase futuras guerras mediante la cooperación económica. La sede de este organismo se situó en Ginebra.

La Sociedad de Naciones fracasó por:

·      La continua desconfianza entre los diversos estados

·      EE.UU. no se integró en la organización, pues el presidente Wilson no logró convencer al Poder Legislativo de los Estados Unidos

·      A las derrotadas Potencias Centrales, en un principio, no se les permitió unirse a la Sociedad de Naciones

·      Carecía de medios para obligar a los estados a mantener la paz


VII.     LAS CONSECUENCIAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

La Primera Guerra Mundial tuvo consecuencias especialmente significativas para Europa, donde sucedieron la mayoría de las batalles y de las destrucciones.

Las consecuencias más importantes del conflicto fueron:

·      Pérdidas humanas: la guerra produjo millones de bajas. Esto redujo la población y la mano de obra disponible en la Europa de postguerra.

·      Destrucciones materiales: los combates destruyeron ciudades, fábricas, tierras de cultivo e infraestructuras como carreteras, puentes y puertos. Estas pérdidas materiales dañaron mucho a la economía europea.

·      Decadencia económica: Europa perdió su liderazgo económico y necesitó préstamos de los Estados Unidos para volver a levantarse después de la guerra y para reparar los daños causados por los combates. Así es como los Estados Unidos llegaron a ser la principal potencia económica mundial.

·      Cambios coloniales: los tratados de paz de París entregaron a los Aliados el control sobre colonias o regiones que habían pertenecido a las Potencias Centrales antes de la guerra. Estos territorios fueron llamados mandatos, pues se suponía que serían administrados temporalmente hasta que se les diera la independencia. Los países que más se beneficiaron de los mandatos fueron Gran Bretaña (que consiguió controlar Iraq y otras partes de Oriente Medio) y Francia (que pasó a gobernar Siria y Líbano.)

·      Cambios en las fronteras de Europa: Este apartado se ve a continuación por su importancia.


VIII.  LOS CAMBIOS DE FRONTERAS EN EUROPA

A consecuencia de los tratados de paz el mapa de Europa cambió espectacularmente. Los imperios heredados del siglo XIX (Imperio alemán, Imperio austro-húngaro, Imperio ruso, Imperio de los turcos otomanos) desparecieron y se dividieron dando origen a nuevos estados:

·      El Imperio ruso perdió Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania, y cedió una parte de su territorio a la nueva Polonia.

·      El Imperio austrohúngaro se dividió en nuevos estados: Austria, Hungría y Checoslovaquia. Una parte importante de sus territorios fue entregada a Servia que formó un nuevo país llamado Yugoslavia. Otras partes del territorio austro-húngaro se entregaron a Italia y Rumania.

·      El Imperio turco otomano quedó reducido a la península de Turquía. En su antiguo territorio asiático surgieron Irak, Siria, Líbano y Palestina, que se convirtieron en mandatos bajo gobierno británico o francés.


Los cambios de las fronteras europeas tras la I Guerra Mundial se debieron a que uno de los principios que propuso el presidente Wilson para la paz era crear estados-nación democráticos que evitarían futuras guerras europeas. Por desgracia, las poblaciones de Europa central y oriental estaban tan mezcladas que en todos los nuevos estados existían minorías nacionales. A causa de esto fueron continuos los choques entre los nuevos estados, y la mayoría de ellos dejaron de ser democracias.


IX.        LA REVOLUCIÓN RUSA


A.      EL IMPERIO ZARISTA

Durante el siglo XIX Rusia no se vio afectada por las revoluciones liberales que hubo en Europa occidental, por eso a principios del siglo XX el Imperio Ruso seguía siendo una monarquía absoluta de derecho divino.

Sin embargo existían varios problemas políticos y económicos que empeoraron cuando Rusia entró en la Primera Guerra Mundial. Todo lo anterior acabó provocando una revolución en 1917 que eliminó el Imperio Ruso y estableció el primer estado comunista de la Historia.

Las características del Imperio Ruso a finales del siglo XIX y principios del XX eran:

·      El sistema político en Rusia era una monarquía absoluta de derecho divino en la que el zar gobernaba el imperio con decretos [=leyes que proceden del poder ejecutivo y no de un parlamento]. Sus principales apoyos eran el ejército, la burocracia [=el conjunto de los funcionarios del Estado] y la Iglesia cristiana ortodoxa.

·      Los habitantes de Rusia eran súbditos y no ciudadanos, por eso no se les reconocían derechos individuales. Igualmente los partidos políticos estaban prohibidos, y los que existían eran perseguidos.

·      La economía rusa era semejante a la del Antiguo Régimen. La mayoría de la población vivía en el campo y eran campesinos analfabetos que trabajaban las tierras de cultivo que pertenecían a una minoría rica de terratenientes. El feudalismo había existido en Rusia hasta mediados del siglo XIX.

·      En la segunda mitad del siglo XIX el Imperio Ruso empezó a industrializarse, pero para hacerlo dependió de los capitales de bancos franceses. Solo existía industria en Moscú, San Petersburgo y alguna otra ciudad, así pues el proletariado industrial y la burguesía urbana eran clases sociales muy poco numerosas.


A principios del siglo XX el gobierno del zar Nicolás II era combatido por varios partidos políticos ilegales. En 1898 se había fundado el Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR), de ideología marxista, que buscaba establecer un estado socialista (una dictadura del proletariado). Sin embargo pronto comenzaron tensiones dentro del partido que entre 1903 y 1912 llevaron a su ruptura en dos grupos distintos:

·      Los mencheviques, dirigidos por Mártov, estaban en contra de la idea de la lucha armada, y se centraban en tratar de formar un partido legal. Esperaban que una revolución burguesa destruiría el zarismo y que, más tarde, a través de reformas graduales, se podría alcanzar un estado marxista o socialista.

·      Los bolcheviques, dirigidos por Lenin, eran partidarios de una revolución inmediata para eliminar el poder del zar y establecer un estado socialista. Para lograr esta revolución social defendían la alianza de los obreros industriales con los campesinos sin tierras.


En 1904 el Imperio Ruso entró en guerra con el Imperio Japonés por la región de Manchuria, al norte de China. En 1905 Rusia fue derrotada y su gobierno perdió prestigio ante la población, lo que dio origen a una serie de protestas ciudadanas y de huelgas obreras. En la capital, San Petersburgo, obreros y soldados formaron un consejo o asamblea revolucionaria, llamada en ruso sóviet. Finalmente la Revolución de 1905 fue aplastada por el gobierno zarista, aunque consiguió que el zar aceptara la creación de un Parlamento llamado en ruso la Duma.


B.       LA REVOLUCIÓN DE FEBRERO

En 1914 el Imperio Ruso entró en la Primera Guerra Mundial. La participación de Rusia en el conflicto causaría una revolución, pues los efectos de la contienda mundial en Rusia fueron:

·      Derrotas militares.

·      Descenso de la producción agrícola al faltar campesinos, que ahora estaban en el ejército, y aparición del hambre, que afectó sobre todo a los obreros de las ciudades.

·      Quejas de los soldados rusos porque no tenían bastante comida o equipo militar (uniformes, municiones…).

La causa principal de las tres situaciones anteriores era la falta de desarrollo industrial de Rusia, pues su pequeña red de ferrocarriles no permitía el desplazamiento rápido y seguro de tropas, alimentos o cualquier otra cosa.

En febrero de 1917 estallaron una serie de huelgas y protestas en San Petersburgo a causa de la escasez de alimentos. Esta rebelión se convirtió en revolución cuando el ejército, cansado de la guerra, apoyó las protestas y el zar, al no poder imponerse, abdicó. A continuación los diputados de la Duma (=el parlamento ruso) formaron un Gobierno provisional, dirigido por los mencheviques, que inició reformas como legalizar todos los partidos políticos para convertir a Rusia en una república democrática.

En San Petersburgo se organizó otra vez un sóviet de obreros y soldados que funcionó como un gobierno alternativo.


C.      LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE

Aunque el Gobierno provisional aprobó medidas importantes como permitir la libertad de expresión, acabar con la pena de muerte o liberar a miles de presos políticos, Rusia no abandonó la Primera Guerra Mundial porque el estado ruso debía cantidades enormes por los préstamos de guerra que le habían hecho los Aliados. Además la reforma agraria, el reparto de tierra entre los campesinos, tardaba en realizarse. Por último continuaba la escasez de comida, así que mucha gente estaba descontenta con el Gobierno provisional.

Durante el año 1917 el Partido Bolchevique consiguió controlar el Sóviet de San Petersburgo y obtener respaldo popular gracias a propuestas muy sencillas:

·      “Paz, pan y tierra”, es decir paz para los soldados, pan para los obreros, y tierra para los campesinos.

·      “La tierra para los que la trabajan”, o sea reparto de tierras inmediato.

·      “Todo el poder para los sóviets”.


Finalmente el Partido Bolchevique organizó un golpe de estado y tomó el poder el 25 de octubre de 1917. Lenin, el jefe del partido, se convirtió en el dirigente de Rusia. Lenin formó un gobierno apoyado en los sóviets y aplicó las primeras medidas revolucionarias:

·      Se expropiaron las tierras para repartirlas entre los campesinos.

·      Las fábricas quedaron bajo el control de los obreros.

·      Rusia se retiró de la Primera Guerra Mundial. Al año siguiente, 1918, el gobierno soviético firmó el Tratado de Brest-Litovsk con el Imperio alemán. Este acuerdo permitió al gobierno bolchevique sacar a Rusia de una guerra impopular, pero a cambio tuvo que dar la independencia a Finlandia, Estonia, Letonia, Ucrania y entregar Lituania y Polonia a Alemania. De esta manera Rusia perdió prácticamente el territorio donde vivía un tercio de su población, un tercio de sus tierras cultivadas, y el 75% de sus zonas industriales.[


D.      LA GUERRA CIVIL RUSA (1917-1923)

La toma del poder por los bolcheviques fue el inicio de una guerra civil. La Guerra Civil Rusa (1917-1923) causó más daño a los rusos que la I guerra mundial. Se calcula que murió en la contienda civil el doble de personas que en el conflicto mundial, y la mayoría de las defunciones pueden atribuirse al hambre producida por la imposibilidad de abastecer de comida las ciudades a causa de los combates.

Los contrarrevolucionarios, enemigos del gobierno bolchevique, organizaron varios ejércitos para derribarlo. El gobierno soviético dirigido por Lenin creó el Ejército Rojo, organizado por Trotski, para luchar contra:

·      Ejércitos zaristas, llamados ejércitos blancos, que buscaban restaurar la monarquía absoluta.

·      Tropas cadetes que buscaban crear una república liberal burguesa.

·      Milicias socialistas y anarquistas enemigas del sistema de partido único establecido por los bolcheviques.

·      Tropas extranjeras (ingleses, norteamericanos, japoneses, checos...) mandadas por gobiernos enemigos de los revolucionarios rusos.

·      Independentistas armenios y georgianos.

·      El ejército de la recién nacida República de Polonia.


El Ejército Rojo acabó ganando la Guerra Civil Rusa porque los bolcheviques dominaban la parte más poblada e industrializada del país y sus enemigos no colaboraron entre sí.

Durante la Guerra Civil Rusa el gobierno bolchevique persiguió a todos sus oponentes políticos (encarcelamientos, torturas, ejecuciones…). Por miedo a que el zar se uniese al Ejército Blanco, Lenin ordenó en julio de 1918 el asesinato del zar Nicolás II y su familia. Ese mismo año el Partido Bolchevique adoptó el nombre de Partido Comunista Ruso. A partir de ahí comenzó la confusión entre el comunismo tal como lo entendía Marx y el comunismo ruso que se correspondería con la dictadura del proletariado.


E.       LA CREACIÓN DE LA URSS

En 1922 se creó la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) o Unión Soviética. Era un estado federal formado por los territorios del antiguo Imperio ruso que controlaban los bolcheviques. La Unión Soviética tenía un sistema político de partido único, el Partido Comunista Rusa, pues el resto de los partidos estaban prohibidos. Existía un parlamento, el Sóviet Supremo, que supuestamente representaba a todos los sóviets del país, pero durante la guerra civil los sóviets habían perdido su carácter democrático y habían caído bajo el control del Partido Comunista de Rusia.

En 1924 se promulgó la constitución de la URSS basada en principios marxistas. Las ideas de Marx sobre la dictadura del proletariado fueron puestas en práctica a través de un sistema en el que los intereses de los obreros estaban representados por un único partido político: el Partido Comunista de Rusia. Sin embargo los derechos recogidos en ese documento no fueron aplicados en muchos casos porque el Partido Comunista de Rusia ejerció una dictadura en la que concentraba todo el poder.

La URSS se convirtió en un estado totalitario. El poder lo ejercía el Partido Comunista que, en teoría, era el representante de los obreros, la mayor parte de la población. El Partido Comunista controlaba a los sóviets, que dirigían todas las instituciones del Estado. Bajo este sistema comunista, el Estado también controlaba los medios de producción, como fábricas y fuentes de energía, así como el comercio y las finanzas. El Estado controlaba no solo la economía de todo el país sino las vidas de los individuos a través de una policía política (la Cheka). Para asegurar la fidelidad de toda la población se estableció un sistema de campos de trabajo a los que eran enviados todos los enemigos políticos.

En 1924, cuando murió Lenin, la U.R.S.S. era un estado sólido, con un gobierno sin oposición fuerte y con un ejército poderoso (el Ejército Rojo).